Una saliva muy activa

Hoy en el laboratorio identificamos la acción de la saliva en la digestión de los alimentos que contienen almidón.

¿Qué necesitamos?

  • saliva
  • fécula de maíz ( Maicena) o almidón soluble
  • agua
  • lugol o tintura de yodo
  • 11 tubos de ensayo
  • gotero
  • cronómetro o reloj con segundero
  • cucharitas y cucharas
  • vaso de precipitado

Paso a paso

  1. Preparamos una pasta con 1 cucharadita de té al ras de fécula de maíz y 1 cucharada de agua fría.
  2. Hervimos aprox 250 ml de agua.
  3. Mezclamos la pasta con el agua hirviendo y revolvemos. Obtenemos una suspensión levemente opaca.
  4. Dejamos enfriar.
  5. Por otra parte, agregamos 10 gotas de tintura de yodo o lugol a medio vaso de agua.
  6. Mezclamos.
  7. Preparamos 10 tubos de ensayo vacíos, en cada 1 colocamos 1 cucharada sopera de la solución de tintura de yodo.
  8. Algunos voluntarios juntan un poco de saliva en un vasito y agregamos 1 cucharada de agua.
  9. Mezclamos.
  10. Agregamos a la solución diluida de saliva, 2 cucharadas de la suspensión de almidón.
  11. Mezclamos y tomamos el tiempo a partir de este momento.
  12. Con intervalos de 1 minuto, recogemos con el gotero 3 gotas de la mezcla de almidón con saliva y la colocamos en 1 de los vasitos con tintura de yodo.
  13. Mezclamos y observamos.
  14. Repetimos el procedimiento dejando transcurrir 1 minuto entre los ensayos, hasta que no veamos el color azul oscuro al agregar la mezcla de saliva – almidón sobre la solución de yodo.

Esta es la señal de que todo el almidón se ha digerido.

¿Contamos por qué?

Fuente:  Algo más que locos experimentos en la escuela  de Nancy Fernández. Trabajos prácticos de laboratorio.

Esta entrada fue publicada en Ciencias Naturales, Laboratorio. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *